¿Cómo usar un delay?

¿Cómo usar un efecto de delay?

El delay es uno de los efectos de guitarra más utilizados. Este característico efecto se ha convertido en indispensable en las pedaleras de todo guitarrista.

 

Y es que si conoces cómo usar un efecto de delay correctamente puedes crear sonidos únicos con tu guitarra. Guitarristas famosos como The Edge o David Gilmour han logrado tonos  auténticos gracias al uso de este efecto.

 

En este post aprenderás qué es un efecto de delay, cuáles son sus parámetros y cómo utilizarlo para crear sonidos con él. Así, te será mucho más fácil hacer un cover de guitarra que tenga un delay de por medio.

¿Qué es un efecto de delay?

Un delay es un efecto de sonido que podemos aplicar tanto a la señal de nuestra guitarra eléctrica como a la mezcla de audio a la hora de grabar.

 

La traducción de delay significaría retraso o retardo. Este efecto se encarga de repetir las  notas que interpretamos en la guitarra a modo de eco.

 

El efecto de delay puede tener múltiples funciones, y dependiendo de cómo lo utilicemos, podremos conseguir sonidos y ambientes únicos con nuestra guitarra.

 

Puede usarse tanto para crear ambiente y atmósferas, como dar profundidad y cuerpo a nuestros solos. También puede emplearse para crear patrones rítmicos que permitan que nuestra guitarra se escuche como si estuvieran tocando varias a la vez.

 

Si quieres obtener un gran sonido utilizando un efecto de delay, lo básico es conocer cómo funcionan sus parámetros.

¿Cuáles son los parámetros de un delay?

Estos son la mayoría de parámetros que podrás descubrir en un efecto de delay. Los tres primeros son comunes para todo tipo de pedal  que puedas encontrar:

  • Level o mix: es el parámetro más sencillo del delay. Simplemente es el volumen de efecto que estás aplicando a la señal de la guitarra. Esto quiere decir que cuanto más alto esté este volumen, más sonará el efecto de delay en las repeticiones, pero no se verá aumentado el volumen de la señal de la guitarra en sí.
  •  

  • Feedback: a veces conocido como repeat. El feedback es la cantidad de repeticiones que sonarán de cada nota que toques en la guitarra.

  • Delay time (tempo): es la distancia que hay entre cada repetición. Dicho de otra forma, el tiempo que pasa entre las notas que tocas en  la guitarra y la repetición de las mismas.

     

    Si por ejemplo pones esta perilla al 100% y el tiempo del delay está en 1000ms (milisegundos), quiere decir que las repeticiones empezarán a sonar exactamente un segundo después de haber tocado la nota en la guitarra.

     

    En este ejemplo has visto que el tiempo estaba medido en milisegundos, pero puedes  encontrarte también con efectos de delay que lo midan en bpms (pulsos por minuto). Esto sería una medición equivalente a las figuras musicales como redondas, blancas, negras, corcheas y semicorcheas.

     

    Un tempo que esté establecido en 1000 milisegundos será equivalente a 60 bpm o pulsaciones por minuto medido en figuras de negras.

     

    Si estás acostumbrado a ver una de estas dos medidas de medición del tiempo y no te sientes cómodo trabajando con la otra, aquí te dejo un conversor de ms a bpm.


  • Tap: el tap es una función muy útil que algunos pedales de delay contienen. Relacionado con el anterior, sirve para manipular el tempo del efecto según cómo lo pulsemos. El ritmo con el que pisemos el botón del tap será el que se aplicará al tempo del delay. Fácil, sencillo y muy pero que muy útil.

  • Predelay: se trata de un efecto de delay que sonaría después de tocar cualquier nota en la guitarra pero antes de las primeras repeticiones del efecto.

  • Depth: algunos delays incorporan este parámetro. Con él podrás obtener una modulación de las repeticiones del efecto, dando una sensación mayor de profundidad. Explicándolo de una manera más técnica, este parámetro permite cambiar la amplitud de la frecuencia en la modulación o dicho de otra forma, cambiar el tiempo de esa profundidad del delay.

  • Rate: va relacionado con el parámetro anterior. Este se encarga de modular las repeticiones del delay. El parámetro rate modificaría la frecuencia de la modulación.
  •  

  • Decay: es la caída de frecuencias en el tiempo. Este concepto quizás es más complicado de entender. Para intentar explicarlo de una manera sencilla, cuando tocamos una nota en la guitarra el sonido presentaría cuatro fases diferentes.

     

    La primera fase en la que se crea el sonido se conoce como ataque. La segunda, que es la que trato de explicar, sería el decay. Esta fase consiste en la caída del sonido hasta que se mantiene en el tiempo. Esta fase de mantenimiento es el sustain. Por último, la última fase en la que el sonido va desapareciendo sería el release.

     

    Aquí os dejo un artículo muy interesante que explica estos conceptos con más profundidad.

El mejor consejo que puedo darte para que sepas cómo usar un efecto de delay a la perfección es que trates de modificar cada parámetro de forma individual. Toca una nota en tu guitarra y aprecia cómo se escucha. A partir de ahí cambia los parámetros del delay  para conseguir el sonido deseado.

cómo crear sonidos de delay

Crear sonidos con un efecto de delay

Ahora que ya sabes lo que significa cada parámetro de tu delay, podrás ir experimentado para crear diferentes sonidos y tonalidades con tu guitarra.

 

Ten en cuenta que dependiendo del ritmo que vayas a tocar, los parámetros del delay cambiarán. No es lo mismo si lo vas a utilizar para tocar arpegios, hacer una base rítmica o tocar un solo.

 

Dependiendo de cada situación, tendrás que modificar algunos de los parámetros de este efecto. Ir jugando con el volumen, el número de repeticiones o el tiempo de retardo para lograr el tono deseado.

 

Aquí te dejo algunos ejemplos prácticos para que vayas probando dependiendo de lo que quieras tocar:

  • Guitarra rítmica: si utilizas un alto número de repeticiones a un elevado volumen, es muy probable que no se entienda con claridad qué es lo que estas tocando. Por ello, es aconsejable ir jugando con el mix y feedback sin llegar al punto de saturación.
  •  

  • Solos: usando un delay podemos conseguir un tono con mucho más cuerpo y consistencia, logrando deshacernos de esa sensación de sonido plano. En este caso, puedes modificar tu delay con un número de repeticiones bajo y un volumen no muy elevado.

     

    Esta es una recomendación personal sobre conseguir un sonido ‘estándar’ que te pueda gustar. Por ejemplo, en este vídeo puedes ver el uso del efecto del delay por el gran Brian May, guitarrista de Queen. Brian obtiene un sonido muy peculiar utilizando tiempos muy largos, de forma que las nuevas notas que toca se van solapando con las repeticiones.

  •  

  • Arpegios: aquí es donde puedes ir jugando más con los parámetros del delay para obtener un gran sonido. ¡Deja volar tu creatividad!

     

    El guitarrista de U2, The Edge, ha conseguido sacar un partido bestial a este gran efecto. Sus riffs y melodías en canciones como ‘Where the streets have no name’ o ‘Pride’ con el uso del delay son únicos. Para ello, hace uso de un tipo de configuración del delay llamada Slapback, empleando tiempos de entre 150 y 600 ms.

    Si quieres ver un ejemplo del uso del delay como The Edge, mira esta entrada.

¡Esto ha sido todo! Espero que te haya gustado el post y hayas aprendido cómo usar un efecto de delay para que lo puedas aplicar a tu sonido. ¡Cualquier sugerencia o recomendación es bienvenida!

Compártelo con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies