¿Cómo usar un compresor?

¿Para qué sirve un pedal compresor de guitarra?

Como ya viste en el post de los 6 pedales de guitarra imprescindibles, el compresor es para mí uno de los efectos de sonido que no debe faltar en cualquier rig o pedalera de guitarra.

 

En este post veremos para qué sirve un compresor exactamente y qué es lo que hace en nuestro sonido. Conocer todas sus ventajas y ver cómo te puede servir es fundamental antes de decidirte a comprar uno.

 

Pronto tendrás también disponible en el blog una guía de compra de pedales de compresión asequibles y de buena calidad.

¿Qué es un compresor?

Un compresor es un efecto de audio que se utiliza para hacer más parecido o semejante el rango dinámico de la señal. Esto significa que todas las señales  de la guitarra suenen igual, independientemente de la fuerza con la que estemos tocando. Las notas más altas bajan y las más bajas suben para que el sonido sea parejo.

para qué sirve un compresor

Diferentes usos de un pedal de compresión

  • Control de picos de señal: en algunas ocasiones si tenemos señales muy altas nuestros altavoces pueden sufrir o incluso pueden llegar a estropearse del todo. Con el compresor te aseguras que la señal no supere un determinado umbral y te puedes olvidar de este problema, sobretodo si sueles tocar técnicas como el slap o funk en los que las cuerdas se golpean con fuerza.
  •  

  • Reducir el rango dinámico: esto significa que las señales más altas bajarán y las más bajas subirán. Así lo que conseguimos es que, independientemente de la fuerza con la que estemos tocando la guitarra, todas las notas suenen igual.

     

    Además, cuando estamos tocando un sonido limpio y queremos pasar a uno distorsionado, podemos sufrir un incremento de volumen no deseado. Este problema también se puede solucionar con un compresor bien configurado.

  •  

  • Conseguir más sustain: tanto para sonido limpio como distorsionado, dependiendo del estilo que quieras tocar, puede resultar muy interesante tener el control del sustain a mano para poder alargar las notas y darle más cuerpo a la guitarra.
  •  

  • Potenciar nuestro sonido: podemos utilizar el compresor como si fuera un boost y potenciar aquellas partes de la canción que nos interese, principalmente los solos.

Parámetros del compresor

  • Threshold: es el umbral a partir del cual el compresor empieza a actuar sobre la señal de audio. Cuando la señal sobrepasa el nivel establecido el compresor empieza a actuar.
  •  

  • Attack: el ataque es el tiempo que tarda el compresor en hacer efecto sobre la señal desde que la detecta, o mejor dicho, desde que sobrepasa el umbral (threshold) configurado. Normalmente, la medida que se suele trabajar es en milisegundos.

     

    Si usas un ataque muy lento el sonido estará distorsionado porque al compresor no le da tiempo a actuar. Si usas un ataque muy rápido, parecerá que el sonido se apaga ya que la señal caerá rápidamente.

  •  

  • Release: tiempo de decaimiento; es lo que el compresor tarda en dejar de hacer efecto en la señal. Si usas un tiempo corto, la señal se recuperará rápidamente al nivel original, mientras que si el tiempo es largo, la compresión se alargará y puede que empalme con otras notas.
  •  

  • Level (volumen): este parámetro nos ayuda a ajustar el volumen de nuestra guitarra. Cuando se aplica la compresión, el volumen baja por lo que con este control puedes volver a ajustarlo fácilmente
  •  

  • Sustain: algunos compresores también incorporan un control de sustain con el que puedes controlar el tiempo en el que la nota se mantiene sonando.
  •  

  • Ratio: es la relación de compresión. Por ejemplo si es 2:1, quiere decir que sobre una señal recibida de 2 dB el compresor aplicará 1 dB sobre el umbral (threshold) que hayamos configurado. Este es uno de los parámetros más importantes.

 

Al fin y al cabo, la clave es ir modificando cada parámetro y escuchar detenidamente cada cambio que se produce hasta alcanzar el sonido deseado. Es la única forma de conseguir un buen sonido.

En definitiva, el compresor es un efecto que no es del todo fácil de utilizar. Hay que tener cuidado ya que podemos estar estropeando nuestro sonido y consiguiendo el efecto contrario que queremos. Hay que tener claro en qué momentos debemos utilizarlo y para qué estilos musicales es más adecuado.

 

Por lo general, con sonidos muy distorsionados es mejor no utilizarlo porque podrías ensuciar demasiado el sonido. Es más aconsejable para tonos limpios o semidistorsionados. También te animo a que lo pruebes con tu guitarra acústica y verás que el resultado de tus grabaciones en mucho mejor.

Espero que te haya gustado el post y que ahora te sea más fácil utilizar tu compresor. No olvides que pronto tendrás disponible una guía de compra de pedales de compresión para que decidas hacerte con el tuyo 😉

Compártelo con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies